viernes, 14 de marzo de 2008


Universitarios protestarán en rechazo a eliminación de pruebas internas.


“No para quemar el estado ni para quemar el país, no somos neonazis ni de ultraderecha como nos están llamando, somos estudiantes de izquierda, de una izquierda no complaciente con el Gobierno”, destacaron algunos dirigentes universitarios de Acción Democrática"


Susan Pernía Frontera


En total desacuerdo con la eliminación de las pruebas de selección interna que aprobó el Ministerio de Educación Superior, dirigentes estudiantiles de la Universidad de Los Andes, líderes de la juventud de Acción Democrática y representantes de la educación media en la región, anunciaron al unísono que volverán a la calle para defender la autonomía universitaria, para respaldar la meritocracia y para exigir al Ejecutivo nacional que propicie medidas en pro de aumentar la calidad educativa y profesional de los venezolanos, y no en desarticular la estructura del conocimiento en el país. Respaldando la decisión de las autoridades de algunas casas de estudio de mantener la prueba de admisión a los centros de educación superior, los jóvenes merideńos repudiaron las acciones improvisadas del Gobierno nacional que “entre gallos y media noche”, impugnaron el sistema de evaluación de ingreso, sin proponer alguna alternativa para solventar el vacío que esta medida deja en las universidades venezolanas. “Hasta ahora no hay un mecanismo para que los estudiantes entren a las diferentes facultades, lo que hay es una propuesta por el Consejo Nacional de Universidades (CNU) para aglutinar a la población flotante en un todo. Sabemos que no podemos quedarnos sólo con la prueba porque hay que aceptar que tiene problemas, pero esos problemas se deben a que los muchachos no se están capacitando como deberían en el bachillerato, por lo que se debería buscar la mejor modalidad de ingreso”, seńaló Víctor Torres, miembro del buró juvenil de AD. Por otro lado, hicieron énfasis en que cada persona debe ingresar a la Universidad de acuerdo a como lo establezcan las autoridades que rigen el sistema de educación superior y que “el Gobierno no puede seguir tomando la decisión de eliminar y vivir de improvisación sin que haya un plan y propuesta concreta si no está la prueba”, ańadió Bárbara Montoya, representante de la Escuela de Idiomas de la ULA. Población “más flotante que nunca” A la par de la defensa por la autonomía universitaria, se ventiló la preocupación sobre los miles y miles de jóvenes que culminaron su bachillerato y están a la espera del establecimiento de un mecanismo de ingreso para acceder a las Universidades. De 45 mil estudiantes que posee la ULA, la matrícula aumentaría el doble, situación que empeoraría el hacinamiento que desde ya se vive en las casas de estudio públicas, pues no poseen, en su mayoría, la infraestructura y los servicios necesarios para recibir a tanta población. Por su parte, Luis Emir Carrero, líder juvenil de educación media en la región, exigió al ministro Adán Chávez, a que salga “a dar la cara por nosotros. Ni las zonas educativas, ni las direcciones de educación se han abocado en resolver nuestra preocupación sobre lo que está pasando con las políticas del Gobierno frente al sistema de ingreso a las universidades. Se habla de un socialismo pero no se incluyen las propuestas del estudiantado, no lo vamos a apoyar y no es por diferencias políticas”. Propedéutico: una opción Uno de los mecanismos alternativos que propusieron los estudiantes es que las universidades establezcan un curso propedéutico además de la prueba de selección interna, que sirva para nivelar a quienes vienen del bachillerato, sistema del que además, exigieron se mejore la calidad, características que cada día escasean entre los egresados por lo “improvisado” de los nuevos currículos ideológicos. Junto a los líderes juveniles, William Dávila Barrios estuvo presente para apoyar la petición de los dirigentes y exigir a los movimientos políticos y sociales de Mérida, la participación en un frente común en pro de las universidades. Dávila resaltó que “éstas (los jóvenes) son las caras nuevas y las manos limpias que queremos, no porque no trabajan sino porque estamos dispuestos a defender los derechos universitarios”. Una gran marcha viene en camino. Así lo anunciaron los líderes adecos, quienes hicieron el llamado es a todos los movimientos estudiantiles para que desde ya se unan a la defensa del sistema educativo venezolano y de la autonomía de las máximas casas de estudio del país.

1 comentario:

Fenrisar dijo...

This comment has been removed because it linked to malicious content. Learn more.